Verdadero Pan

Arboles gigantes
Ciego soy
Condenados
Deja la tierra en paz
Escucho una voz
Mi abuela
Nadie sabe que vendrá
No se tu nombre aun
En la arena
Por un mundo justo
Sueña prohibido
Verdadero pan
Verde y morena
Yo soy de mi país

Productor Salvador Cardenal Barquero y Javier Ramirez
Managua, Nicaragua
2003


CONDENADOS

La vida es así,
Nadie quiere ir al infierno,
Lo hacemos aquí
Para qué esperar a muertos.
Condenados por lo bueno,
Por lo bueno que no hicimos,
Atrapados en el sueño
El que soñamos despiertos.
El aire entra en ti,
Vuelve al cielo y lo respiro,
Que lindo matiz
Y la gente ni se fija.
Condenados por lo bueno…
Espera por mí,
Si te ando cortando flores,
Vendrán con raíz
Si no estás,
Las siembro en tu jardín.
Condenados por lo bueno…
Un sueño agiganta el alma,
Un deseo la derrumba
Antes de alcanzar la tumba,
Busca el amor que te calma.
Quién puede decir
Que Dios nunca da la cara,
Talvez su perfil
Es el amor que te ampara.


MI ABUELA
(A Leyla Barquero Bendaña)

En la vieja casa de mi abuela
Me daban la cena,
Con sabor a leña de sus dedos.
Ella me enseñaba los secretos
De la madrugada,
Como cosechar dentro del alma.
Mi abuela,
Me enseñó a volar y a alucinar,
Me enseñó a gatear y a caminar
Por los senderos de esta vida loca.
Mi abuela,
Me enseñó a odiar el odio,
Me enseñó a nadar mi propio mar
De tiburones y delfines,
Mi abuela.
Bajo el manto de mi abuela
Nadie me metía mano,
Era saben quien, el intocable.
Ella me enseñaba los secretos
De la madrugada,
Como cosechar hasta esmeraldas.
Mi abuela,
Me enseñó a aguantar la oscuridad,
Me enseñó a soñar
Y a perdonar a todo el mundo
O a casi a todo el mundo.

Mi abuela…
Y a perdonar a todo el mundo
Hasta a mí mismo,
Mi abuela.


ÁRBOLES GIGANTES
(A Augaracín)
Música: Salvador Cardenal B. y Osiris Rodríguez.

Alguien llora en la tierra
Y un pájaro bebe su llanto,
Ni una cebra raya el horizonte
Donde algún día andaremos.
Se arrancan árboles gigantes
Que dieron sombra a mis abuelos,
Florecen cruces en la tierra
Y en vez de flor, nació un soldado.
Alguien canta en la noche,
Rompe la guitarra el silencio,
En la luna venden hoy terrenos
Donde algún día andaremos.
Ya no habrán aves en el cielo,
Tapa un satélite la estrella
Y en vez de flor, nació un soldado.


NADIE SABE QUÉ VENDRÁ
(Al Volcanto joven)

Quién sabe qué es vivir,
Ríe, llora, ríe
Y nadie sabe qué vendrá.
Tienes la mañana,
Pájaros y montañas,
Tienes un sol relumbrante
Y una estrella matinal.
Vamos enterrando los rencores,
La tierra está amándonos,
La tratamos mal y nos da flores,
Tan natural que es perdonar.
Los tesoros grandes son amores,
Sentirse en paz con los demás,
Somos la misma naturaleza
Matándonos sin entender.
Los depredadores de la selva en flores
Van a terminar mordiendo el polvo
De un gran desierto gris,
Cambia humanidad, tu porvenir.
Quién sabe qué es morir,
Reiremos, lloraremos
Dejaremos de existir,
Tienes el ocaso, aves del mar de paso,
Tienes una luna llena y las ganas de crecer.
Vamos enterrando los rencores…


DEJA LA TIERRA EN PAZ
(A Salvador Cardenal V., Charco Muerto y la casita del Ceibón)

Quien a la tierra, venga hoy
No encontrará los pinos
Besándose en el cielo
Como hace 34 octubres.
El remolino de mariposas
Y los delfines que
Bailaban en la costa,
No sé si los encontrarás.
Parece poco y casi me vuelvo loco
Cuando cortaron la ceiba.
Mira, basta,
Deja la ceiba en paz,
Dejá la selva en paz.
La gran ciudad es un mal invento,
Al suave va cambiando
Lo verde por cemento,
En vez de árbol, un poste de luz.
Siempre en el mar
Caminé en la playa,
Me revolqué en la arena,
Mirando concha nácar,
Caracol, estrella de mar.
Parece poco
Y en vez de caracoles,
Plástico, vidrio y latas.

Mira, basta,
Deja la playa en paz,
Dejá la costa en paz.
Hay que vivir libre como el viento,
Nada en el mundo debe
Atrapar tu pensamiento,
Poco para estar contento.
Un día más
Es un día menos,
Hay que vivirlo amando,
La naturaleza vivo,
Es el mejor momento.
Traigo canciones,
Como los árboles que dan su fruto
De gratis.
Mira, basta
Deja la tierra en paz,
Dejá tu alma en paz.
Ya deja la tierra en paz,
Dejá tu cuerpo en paz.


VERDE Y MORENA
(A la memoria de Edgardo Matamoros)

Lluvia,
Empapá esta tierra seca ya,
Nicaragua cara al agua
Crecerá verde y morena,
Con un pájaro en sus venas
Defendiendo su conquista.
Oro, sol pan,
Agua, mar, cielo, gris,
Aire nuestro en mi nariz.
Agua, mar, cielo, gris,
Aire libre en mi país,
Para ser feliz.


SUEÑA PROHIBIDO
(A Marta M. M y su Madrid)

Eres rey de tu pensamiento,
Lo demás es cuento.
Eres dueño de tus empeños,
De alcanzar tus sueños.
Si eres libre, tienes calibre,
Eres lo que quieres,
Tú eres lo que tú quieres.
Vive tu vida
Como si éste fuera el último día,
Sueña prohibido,
Sueña con aquello
Que te quita el sueño.
Ríe tranquilo,
La alegría no la paga ni un kilo.
Cantá contento
Porque no va a ser eterno el momento.
Haz lo tuyo, lo que te toca,
No sólo de boca.
Prende fuego al peor enemigo,
La mala costumbre.
Sé muy fuerte para la vida,
Cuéstale a la muerte,
Sólo por púrpuras ganas.

Vive tu vida
Como si éste fuera el último día…
Tu padre el planeta y tu madre,
La naturaleza,
Tus hermanos, seres humanos
Plantas y animales.
Si la tierra ya no es tu casa,
Dime dónde vives?,
Sólo por púrpuras ganas.
Eres rey de tu pensamiento,
Lo demás es cuento.
Tú eres lo que tú quieres.


CIEGO SOY
(A Ray Charles)

Señor, ciego soy,
Dame una luz si tú eres el sol,
Señor sed soy
Y a la orilla del mar estoy.
Oigo la melodía,
Huelo el perfume, siento el calor
Pero no veo la flor,
Ni el color, ni al cantor.
Sueño que llega el día
En que mi agonía llegue a su fin,
Con saliva y con tierra
Y Jesús donde está.
Sólo el que ha sido ciego
Se ha imaginado el color de Dios,
Arcoíris por dentro
Y oscuro alrededor.
Yo creo en otra vida,
Pero es en esta que quiero ver
La carita de mi niña,
Si la escucho reír.


ESCUCHO UNA VOZ
(A mi amigo Dios)
Música: Salvador Cardenal y Osiris Rodríguez

Escucho una voz
Todo el tiempo,
Desde el fondo del mar
Que me llama para amar,
En un caballito de mar,
El jardín de coral
Voy a andar
Buscando esa voz.
La canción del mar me da
Ganas de llorar de amor,
El cielo se ahogó
Y los delfines
Vienen a besar sus pies.
El viento se paró
Y en el espejo del mar,
Sólo estamos tú y yo.


NO SÉ TU NOMBRE AÚN
(A Guillermo Nicolás)

No sé tu nombre aún
Y te amo así,
Con una dulce
Canción de paz.
Crece pequeña,
Como una semillita
En tierra buena.
Con una patadita
Hazme una seña,
Que oís mi voz.
Quise hacer el amor,
Pero fue Dios
El que lo hizo en los dos,
Fue Dios.


VERDADERO PAN
(A Cristiana Soledad)

Viento de naranja y melocotón,
Luna de algodón,
Un canasto de fruto es tu corazón,
Nido de gorrión,
Pico de tucán, de tucán de tu canción
De oropéndola.
Las palmeras se besan contra el azul
Y vos sos mi pan, amor,
Vos sos mi pan,
Ay, amor, mi pan.
Mi pequeña paloma san Nicolás
Siempre te me vas,
Cuando más te acurruca mi soledad
No encuentra su pan, amor
Vos sos mi pan, ay amor, mi pan.
Verdadero pan es el amor,
Verdadero amor, es el perdón
Y gozar el bien ajeno
Ser feliz con lo que es bueno.
Verdadero pan es el amor,
El que pueda amar
Y dar perdón,
Gozará toda su vida
Sanará cualquier herida.

Verdadero pan me da el amor
Y le da alegría a mi vida, a mis días,
Día tras día alegría,
Si hay amor,
Día tras día alegría.


YO SOY DE MI PAÍS

(Dedicada a nuestros hijos: Guillermo, Salvador, Alexander, Adriano, Siddharta y Alfonsina, con amor).

Somos los niños sin dibujos,
Sin cuadernos ni pupitres,
Aquellas niñas de los ojos
Puro sueño
Y la frente en sudor,
Las manos callosas,
Te acordás de mí?.
No me puedo salvar solo,
Déjenme ir a estudiar,
Yo quisiera aprender a escribir,
Yo soy de mi país,
Llevo un canasto ‘e pan
A vender
Quién me lo va a tener?,
Solo quiero batear una vez,
Ver la bola volar
Hasta Dios.
Somos los niños de machete
Que ordeñamos
Y buscamos leña,
Acarreamos agua
Y somos los de la esperanza,
Somos tantos que ya ni nos ven,
Como si no duele
No poder jugar.
No me puedo salvar solo…
Sólo quiero patear una vez,
Ver la bola volar
Hasta Dios
Y verla regresar.


POR UN MUNDO JUSTO
(NO ME OLVIDO QUE FUI NIÑO)

(Dedicada a nuestros hijos: Guillermo, Salvador, Alexander, Adriano, Siddharta y Alfonsina, con amor).

No me digas que esto a vos no te importa
Porque fuiste niño un día y ya se te olvidó,
Cuando ves un niño, ves un espejo
De toda la raza humana… ves el porvenir.
Cuando ya este mundo no sea nuestro,
Será de los niños que nos ven vivir,
Será de los hijos que vienen de ti.
Por un mundo justo para los niños,
Amasaremos pan de tierra y flores compartido.
Por un mundo alegre para los niños,
Convertiremos armas en cuadernos y acuarelas.
Por un mundo libre para las niñas,
Trabajaremos con un solo corazón unido.
Por un mundo digno para los niños,
Mi cariño les aliño,
No me olvido que fui niño.
Cuando un pajarito cae del nido
Y no sabe aún volar… niño sin hogar,
Cara sucia, pícara, risa limpia,
Descalcita y sin comer,
¿Quién te va a querer?.
Ay, qué suerte,
El que te halle en su camino
Puede darte amor y abrir su corazón,
Puede darte amor y abrir su corazón.
Por un mundo justo para los niños,
Amasaremos pan de tierra y flores compartido.
Por un mundo alegre para los niños,
Convertiremos armas en cuadernos y acuarelas.
Por un mundo libre para las niñas,
Trabajaremos con un solo corazón unido.
Por un mundo digno para los niños,
Mi cariño les aliño,
No me olvido que fui niño.
Por un mundo más justo para los niños,
Yo quiero un mundo más justo para las niñas,
Vamos a hacerlo junto para los niños.